fbpx

Una buena alimentación

ALIMENTACIÓN Y CUIDADOS

Una buena alimentación de los cachorros es una parte muy importante en el cuidado de los animales, tanto a nivel fisiológico como de comportamiento, para su bienestar presente y futuro.
Se procurará dar condiciones óptimas para el crecimiento y educación del cachorro que en un futuro no muy lejano aportará beneficios en la salud y en la relación social, tanto si ha nacido en casa como si es adoptado o comprado.

UN PROCESO CORRECTO

La mejor alimentación que puede recibir un cachorro es la leche materna, sobre todo durante las primeras semanas de vida.

PASOS PREVIOS

Al llegar a casa hay que proporcionar al nuevo inquilino una zona de descanso, donde la temperatura sea adecuada, donde encuentre alimento y bebida, y una más separada para realizar sus eliminaciones. Además, aunque inicialmente puede que no los utilice, hay que proporcionarle juguetes, accesorios vistosos que estimulen su actividad, e incluso algún que haga ruido (no muy fuerte).

El propietario debe favorecer el contacto proporcionando juegos u otras actividades, pero siempre evitando responder a sus peticiones, ya que tenemos que ser nosotros los que lo iniciamos. Es importante tener en cuenta que todo lo que aprenda a esta edad le servirá para cuando sea adulto.

La relación de los cachorros con los niños suele ser buena y se debe enseñar a los dos interactuar mediante el juego. El niño tendrá que aprender a ponerle comida y darle órdenes, así comenzará a responsabiliza de algunas de sus necesidades.

Si en casa no hay niños, pero están por llegar, será bueno relacionar al cachorro con otros pequeños para conseguir una buena socialización con ellos de cara al futuro, ya que los problemas aparecen cuando un bebé llega a una casa donde un perro adulto, normalmente demasiado mimado.

COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO

El comportamiento alimentario es muy importante ya que tiene un papel importante en la relación perro-propietario. Durante el desarrollo del cachorro, limitar el acceso a la comida ya la interacción física, marcan la formación de relaciones sociales adecuadas evitando problemas posteriores.

Pautas alimentarias correctas

  • Establecer una jerarquía estable con estructura y normas sociales.
  • Favorecer la aparición del autocontrol de la fuerza de la mordedura, conocer su nivel de saciedad.
  • Establecer rituales de comunicación para poder proporcionarle señales claras. Por ejemplo, dejarle la comida durante un cierto tiempo y retirarlo aunque no haya terminado, pero siempre provocando una distracción secundaria para evitar el conflicto.
  • No darle gran variedad de alimentos para evitar preferencias gustativas.
  • Si aparecen enfermedades que impliquen ayudar a recuperar el apetito, es normal intentar que coma comida casera o incluso de la mano. Es muy importante volver lo antes posible a la alimentación y pautas normales.
  • La comida se puede utilizar como refuerzo primario asociado a una señal verbal (refuerzo secundario). Hay que saber que hay otros refuerzos primarios como caricias o juegos que pueden llegar a ser muy gratificantes.
  • Es necesario evitar caer en el error de darle de comer cuando lo solicite.

3-4 semanas

Entre las tres y cuatro semanas de edad se le puede dar alimentación suplementaria varias veces al día. Una buena alimentación puede consistir en pienso especial para cachorros mezclando con agua tibia. Es mejor evitar la mezcla con leche de vaca porque el alto contenido en lactosa puede provocar diarreas al cachorro.

Se debe estimular la mayor brevedad posible la ingestión de alimento por:

  • Disminuir la dependencia de la madre.
  • Disminuir la carga nutricional impuesta por la lactancia.
  • Ayudar a superar la deficiencia en hierro de la leche.
  • Y minimizar el estrés del destete completo.

 

Si te ha gustado esta publicación de “Una buena alimentación”, también te podría interesar: Curso práctico de ecografía en pequeños animales.

Para cualquier otra consulta, puede escribirnos a nuestro correo, a través de nuestro formulario de contacto o bien puede llamarnos a nuestros teléfonos de contacto: Òdena 93 803 12 68 y Roc Verd en Esplugues el 93 473 11 66 y estaremos encantados de poderle ayudar.

Disponemos de seguros médicos que podrá encontrar en nuestra web, para que su mascota esté totalmente cubierta para su bienestar y para su tranquilidad:

Seguros HVC