Tel. 93 803 12 68 hvc@hvc.cat

Tipos de arena para gatos y cuál es mejor según necesidad

El mundo de los gatos es súper desconocido para la gran mayoría de las personas, y si hablamos ya de los “accesorios” que necesitan para estar bien, entonces ya el desconocimiento es infinitamente mejor. Sí es verdad que es de dominio público que los gatos son animales extremadamente pulcros, y que utilizan arena para gatos para hacer sus necesidades en casa, en su cajón, pero la cuestión es si sabes cuál es la mejor arena que puedes utilizar y qué tipos de arena hay.

¿Qué función cumple la arena para gatos?

La arena para gatos es el espacio en el que el peludo orina y defeca, y la arena lo que hace es absorber el olor para que no quede flotando por la casa. Por ese motivo es tan importante que escojas la arena adecuadamente. Eso sí, cuando coloques la bandeja con la arena para gatos, tienes que tener varios aspectos en cuenta.

La bandeja tiene que ser lo suficientemente grande como para que tu gato quepa perfectamente, sobre todo sabiendo que antes y después de hacerlo, el gato tiene a escarbar. Otra cosa que hay que saber es que a todos los animales no les gusta el mismo tipo de bandeja, así que tienes que ver cuál es la que prefiere tu gato.

El sitio donde la pongas también es importante, porque el gato busca siempre la intimidad, así que lo mejor es buscar un sitio más o menos recogido y alejado del paso.

En el mercado actual existen varios tipos de arena, entre las que escogeremos dependiendo de los gustos de tu gatito. Es importante que le quites los excrementos a diario, y que la arena para gatos la cambies entera una o dos veces por semana.

¿Qué tipo de arena para gato puedo encontrar en el mercado?

De sepiolita: este tipo de arena para gatos es el más común y el más barato. Está compuesta de sepiolita. No es demasiado absorbente en cuanto a olores, lo que obliga a cambiarla más habitualmente, y suelta polvo una cantidad de polvo considerable.

Arena de aglomerante: su composición contiene bentonita, que es un material aglomerante. Funciona muy bien para hacer más compactos la orina y las heces, lo que los hace mucho más fácil de quitar de la bandeja, y además, el resto de la arena se queda limpia. Esto hace que haya que cambiarla con menos frecuencia.

Arena de sílice: es una arena para gatos sintética, que absorbe mucho y no suelta nada de polvo. Su duración puede ser hasta de 30 días si no hay más de un gato en casa, y los olores los absorbe bien. Sus granos son azules o blancos, muy característicos, y cuando entra en contacto con la orina del gato se tiñe de amarillo.

Arena ecológica: contiene pino y fibras que absorben el olor de las heces y que deja limpiar la arena bien. Se trata de una arena biodegradable.

La elección del tipo de arena para tu gato dependerá básicamente de sus preferencias, aunque tú tengas las tuyas. Si tienes cualquier duda, en HVC podemos solucionarlas. ¡Te esperamos!