fbpx

Nos encontramos con casos en que algunas personas tienen dudas de si su mascota tiene pulgas. Puede ser que no haya tenido nunca y tenga la inquietud por saber algo más sobre estos molestos parásitos. El primer síntoma evidente y visible es el rascado continuo, aunque no siempre suele ser percibido por el propietario o la persona responsable de la mascota.

A continuación le damos algunas orientaciones y pautas para identificar si realmente su gato tiene pulgas:

Comportamiento: Rascado, nerviosismo producido por el prurito y la lamida excesiva alopecia. Los gatos se muestran inquietos y algunos pueden llegar a autolesionarse. Por norma general esta conducta la llevan a cabo en “la intimidad”.

Visualizar los parásitos: La localización más habitual es bajo las axilas, ingles, base de la cola y detrás de las orejas. Las pulgas adultas tienen un cuerpo muy duro y comprimido lateralmente. Su tamaño oscila entre los 0.5 a los 8 milímetros y son de color terroso, se mueven con mucha rapidez y saltan con facilidad.

Prueba del peine: El cepillado permite recoger células de descamación, huevos, deposiciones de color negro. Si probamos de poner una gota de agua oxigenada sobre un posible excremento de pulga, este se deshace y deja un círculo de color rojo (sangre). Si no aparece este círculo descartaremos esta opción.

Para más información puede dejar su comentario y uno de nuestros veterinarios atenderá su solicitud de manera personalizada.