fbpx
Tel. 93 803 12 68

Ingestión de un cuerpo extraño

Ingestión de un cuerpo extraño

Ingestión de un cuerpo extraño

HISTORIA CLÍNICA

Se presenta a consulta una perra Dálmata esterilizada, de 4 años de edad, correctamente vacunada y desparasitada, con un cuadro de apatía desde el día anterior. No ha tenido ningún síntoma anteriormente, únicamente, le cuesta comer y surge dolor al levantarse. No presenta vómitos ni diarreas, sin embargo, las heces son ligeramente más duras. Los propietarios, durante la visita, comentan que la perra suele comerse objetos extraños otras veces cuando van a pasear.

EXPLORACIÓN FÍSICA Y PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

En la exploración física general la perra no presenta dolor a la palpación abdominal ni gástrica. La temperatura es normal, sin embargo, la auscultación está alterada. Debido al historial que tenía se decide hacer una radiografía abdominal y se encuentra un objeto extraño localizado en estómago, una piedra de (x) cm. No se visualiza ninguna otra alteración radiológica.

Ingestió d'un cos estrany

Ingestió d'un cos estrany

No se visualiza ninguna otra alteración radiológica.

TRATAMIENTO

Se decide realizar una endoscopia, un examen visual del interior del organismo a través de la introducción de una cámara óptica, como primera opción para intentar sacarla. Pero, debido a el tamaño de la piedra no fue posible. Por lo tanto, se inicia el protocolo de extracción quirúrgica.

Se procede a hacer una gastrotomia, es decir, una incisión en la pared del estómago para poder extraer el cuerpo extraño. Se extrae la piedra sin problemas, se observa la mucosa del estómago con detalle y no se encuentran lesiones.

Después de un día ingresada en el hospital se da el alta con medicaciones para casa.

Evolución

En las siguientes 24 horas se preestablecer la alimentación sin problemas. Los controles semanales eran normales y los propietarios iniciaron una nueva pauta de educación.

Conclusiones

Las patologías digestivas son muy habituales en la clínica de pequeños animales y la ingestión de cuerpos extraños es una de las emergencias digestivas más frecuentes. Ingerir objetos extraños no alimentarios es más habitual en perros que en gatos debido a su curiosidad innata.

Hay que tener en cuenta que, si nuestros animales ingieren objetos extraños debemos acudir a la clínica de urgencias, ya que, un alto porcentaje de casos deriva en obstrucciones o perforaciones y requiere una intervención quirúrgica.

El mejor tratamiento es la prevención. Se debe mantener alejado todos los posibles objetos que pueden ser ingeridos por nuestros peludos. Además, una buena técnica de educación y proporcionarles juguetes seguros disminuirá la ansiedad.

Si te ha gustado esta publicación «Ingestión de un cuerpo extraño», también te podría interesar: Caso Piómetra y quiste ovárico.

Para cualquier otra consulta, puedes escribirnos a nuestro correo, a través de nuestro formulario de contacto o bien puede llamarnos a nuestros teléfonos de contacto y estaremos encantados de ayudarte.

Disponemos de seguros médicos que podrás encontrar en nuestra web, para que tu peludo esté totalmente cubierta para su bienestar y por su tranquilidad:

https://hvc.cat/ca/assegurances-hvc/

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 20 =