fbpx
Tel. 93 803 12 68

Orugas en perros | ¿Que hago si a mi perro le pica una oruga?

Con la llegada del calor, en primavera y verano, uno de los principales riesgos con los que te puedes encontrar es con las orugas en perros. Estas orugas son muy comunes en cualquier parque o en el campo, y, suponen una amenaza muy seria para nuestros amigos peludos. 

Las orugas en perros son un peligro importante porque son muy tóxicas para tu cuatro patas, sobre todo, las que conocemos como orugas procesionarias.

¿Cómo afectan las orugas en perros?

Antes de nada, tienes que saber que la oruga tiene en su cuerpo unos pelos que hacen que cuando contactan con otra superficie desprendan sustancias tóxicas que provocan picor. Sobre todo, las partes más sensibles al contacto de las orugas en perros son la boca, el hocico, las almohadillas de sus patitas y los ojos. 

La forma en la que estos animales se mueven y se desplazan puede llamar la atención de tu peludo. Los perros son animales curiosos por naturaleza, y, cuando algo atrae su atención, van a ver qué es. En este caso, tu colega canino se puede acercar demasiado para olerlas, o tocarlas con sus patas. Incluso puede intentar comérselas, aunque otras veces puede entrar en contacto con ellas por pura casualidad.

¿Qué pasa si mi perro se come una de estas orugas?

Si tu perro tiene contacto con estas orugas puede sufrir las consecuencias de una alergia aguda.  Recuerda que el término «agudo» quiere decir que es algo que aparece de forma puntual, que no es un proceso permanente.

Cuando un perro se intoxica por causa de una oruga, las consecuencias más habituales son la aparición de dermatitis cuando el contacto se ha producido en la piel, problemas de estómago en caso de que se la haya comido, conjuntivitis si el contacto se ha producido en el ojo o una inflamación de la garganta, lo que hace que le cueste respirar.

Es más grave si llega a comerse o lamer la oruga, puesto que en los casos más extremos puede hacer que la lengua sufra necrosis y la pierda, incluso, si pasa por la laringe, el perro puede asfixiarse.

¿Cómo sé si mi perro ha entrado en contacto con una?

Siempre debemos estar en guardia, y, en caso de ver cualquier comportamiento raro en tu perro, acudir inmediatamente al veterinario.

Si tu perro ha entrado en contacto con una oruga puede mostrarse muy inquieto, tener picor, sufrir una conjuntivitis excesiva o sufrir vómitos y dolor.

¿Qué hacer si sospechas que ha sufrido la intoxicación?

Lo más importante es que vayas a tu veterinario cuanto antes, incluso si no estás en horario comercial, llévalo al servicio de urgencia. Así podrá contar con el tratamiento que necesita lo antes posible.

Respecto a ti, no olvides que la sustancia tóxica del pelo de la oruga puede estar en varias partes de tu perro, así que siempre y en todo momento usa guantes para tocar a tu peludo. Otra cosa que debes hacer es evitar a toda cosa que tu peludo se lama o se toque otras partes de su cuerpo.

Pueden contactar con cualquiera de nuestros centros y pedir cita previa en caso que sus gatos sufra alguna de las situaciones que hemos ido describiendo a lo largo del artículo.

Si te ha gustado esta publicación de «Orugas en perros | ¿Que hago si a mi perro le pica una oruga?» también te podría interesar: Mi gato votima mucho.