Tel. 93 803 12 68 hvc@hvc.cat

Las anemias en gatos

Cuando lleve su gato al veterinario y en una analítica le detecten que tiene anemia, la mayoría de propietarios relacionáis este hecho con una mala alimentación. Lo primero que hay que preguntarse es:

¿Sabemos que es una anemia?

Una anemia es una disminución los glóbulos rojos (eritrocitos) y se mide sobre todo a partir de un parámetro denominado hematocrito. Una anemia implica una situación patológica que puede ser provocada por muchas enfermedades diferentes y que pueden afectar a nuestros gatos.

Existen diferentes tipos de anemias que se dividen en dos grandes grupos: las regenerativas (el organismo es capaz de generar nuevos glóbulos rojos) y las no regenerativas (el organismo no es capaz de generar nuevos glóbulos rojos).

Las regenerativas

Las primeras son causadas por hemorragias (intoxicaciones con raticidas, traumatismos, úlceras gástricas, coagulopatías …) o por hemólisis (anemia hemolítica). Una anemia hemolítica es aquella donde las defensas del propio organismo destruyen los eritrocitos por causas diversas (infecciones como hemoplasmas felinos, neoplasias vasculares o sustancias toxicas como la cebolla o el paracetamol).

Las no regenerativas

Las del segundo grupo, las NO regenerativas, se dan cuando el organismo no es capaz de generar eritrocitos nuevos o de generar en poca cantidad. Esto es debido a una enfermedad, o en ocasiones muy graves, debido a que la médula ósea (encargada de fabricar eritrocitos) no funciona bien.

 

Les anèmies en gats

Entre las diferentes patologías que puede dar este tipo de anemia, destacan las enfermedades inmunitarias, inflamatorias, IR (insuficiencia renal) o IH (insuficiencia hepática) crónicas, endocrinopatías, neoplasias, Virus (FIV, FeLV), parásitos internos y externos o déficits alimentarios como un déficit de hierro.

La intolerancia al ejercicio, la apatía, las mucosas pálidas o la debilidad son algunos de los síntomas que podemos observar en nuestros gatos en caso de anemia.

¿Qué podemos hacer para evitar algunas anemias?

Debemos tener nuestros gatos bien desparasitados interna y externamente todo el año (pipetas, pastillas …), deben alimentarse con una dieta equilibrada y deben vacunarse anualmente; además, es recomendable realizar una vez al año una analítica sanguínea básica para saber el estado de salud de nuestros gatos.

En caso que observáramos algunos de éstos síntomas descritos anteriormente, deberían consultar a su veterinario para que le realice un examen físico completo y en caso necesario una analítica que determine si el animal está anémico y si padece alguna enfermedad importante.

Les anèmies en gats

 

Si te ha gustado esta publicación de Las anemias en gatos también te podría gustar: «La sarna canina«