fbpx
Tel. 93 803 12 68

Cómo evitar el mal aliento del perro

Seguro que alguna vez te has acercado y has notado mal aliento de perro. Es algo muy común. En absoluto resulta agradable, y, la cuestión es que, igual que en nosotros los humanos, el mal aliento de perro indica que algo no marcha bien. 

¿Sabes por qué puede haber mal aliento de perro?

Aunque siempre recomendamos que cuando notes que hay algo que no va bien acudas de inmediato a tu veterinario de confianza, queremos dejarte a continuación algunas razones por las que puedes notar el mal aliento de perro. Las razones más comunes son por la existencia de un problema en la boca de tu mascota o en su estómago.

La placa o el sarro pueden causar mal aliento en tu amigo, y eso es síntoma de que la higiene bucal no es correcta. La placa son bacterias, restos de saliva y de comida que aparece en los dientes cuando la higiene no es adecuada. En estos casos, se solidifica creando el sarro, que suele depositarse en los colmillos y en las muelas posteriores, aunque puede aparecer en toda la boca.

Esto, en casos más graves, genera enfermedades de encías como la gingivitis o la periodontitis, que llega a afectar al hueso y que puede hacer que pierda los dientes.

¿Cómo evito que mi perro tenga mal aliento?

Lo primero es proporcionarle una higiene bucal adecuada. Puedes cepillar sus dientes varias veces a la semana con una pasta de dientes para perros. Estas pastas no tiene flúor y se las pueden tragar.

Puede ser difícil, sobre todo si no lo has hecho nunca, pero lo mejor es hacerlo de forma progresiva y después, darle algún premio para que asocie el cepillado a algo positivo.

Hay también alimentos secos que están pensados para que cuando tu perro lo muerda, se lleven parte del sarro de sus dientes. Igualmente, también los hay con pirofosfatos, que hacen que la placa de bacterias no se forme en el diente.

En la misma línea, existen «chucherías» creadas para ayudar a una higiene de la boca adecuada. Son snacks con un diseño concreto para que sean coadyuvantes a la eliminación de sarro y reducir considerablemente la creación de placa.

También existen colutorios con clorhexedrina que podemos dar a nuestros peludos. Son enjuagues sin sabor y que se ponen en su agua.

Otros métodos

En casos más graves y para prevenir problemas mayores, se puede optar por la limpieza. Se trata de un proceso en el que tu veterinario elimina todo el sarro de la boca de tu perro usando una maquinaria especial. Es muy parecido a cuando nosotros vamos al dentista para una limpieza. La única diferencia es que el perro está sedado mientras se hace este proceso.

La prevención es clave

Como siempre decimos, la prevención es fundamental. El mal aliento de perro es un indicador de que existe un problema, y para evitar males mayores, lo mejor es que le proporciones la mejor higiene bucal y dental posible.

En HVC estamos a tu disposición para responder cualquier duda o pregunta que tengas.

Para cualquier duda puede contactar con nosotros en el 938031268 o bien a hvc@hvc.cat

Si te ha gustado esta publicación de «Cómo evitar el mal aliento del perro» también te podría interesar: Viajar con perro.