fbpx

¿Cambia el carácter de los animales tras la castración?

Para empezar, la esterilización es una medida que permite alargar la vida de nuestras mascotas, ya que reduce las posibilidades de desarrollar graves enfermedades. Por otra parte, la esterilización permite combatir las situaciones de abandono.

1. Efecto sobre las conductas de marcaje territorial y agresividad intrasexual (animales del mismo sexo). En el perro la castración elimina o reduce muy significativamente ambas conductas en un 50-60% de los casos. En el gato el porcentaje de éxito es más elevado, alrededor del 80-90%. Los efectos no son inmediatos, y pueden manifestarse de forma gradual.
2. Efectos sobre la conducta sexual. En las hembras la conducta sexual desaparece de forma definitiva después de la castración en la práctica totalidad de los casos, mientras que en los machos los efectos son muy variables, aunque la frecuencia e intensidad tiende a disminuir. ¿Es cierto que las hembras deben criar, al menos, una vez? En absoluto. En la reproducción de animales intervienen básicamente procesos hormonales, por lo que si las hembras están esterilizadas no tienen ninguna necesidad de reproducirse.
3. Efectos sobre la conducta de alimentación y la tendencia a desarrollar obesidad. Una mascota que se alimenta de manera inadecuada engordará, esté esterilizada o no. Por tanto siempre se ha de controlar la alimentación y procurar un ejercicio físico adecuado. La castración puede aumentar el riesgo de obesidad, especialmente en hembras, puesto que los estrógenos tienen un efecto inhibitorio sobre el consumo de alimento. La desaparición de este efecto tras la castración provoca un aumento de la ingesta de alimento.
4. Otros efectos. La esterilización impide la manifestación de lactación de pseudogestación (lo que coloquialmente llaman “embarazo psicológico”, aunque no es tal). En hembras con agresividad por dominancia puede aumentar el riesgo de agresividad competitiva o por dominancia. La castración tiene consecuencias sobre la incidencia de algunas enfermedades: reduce la incidencia de tumores benignos mamarios (sólo si se realiza cuando el animal es joven) y evita la formación de piometra (infección uterina).

En resumen, las principales indicaciones de la esterilización para resolver problemas de comportamiento son las siguientes:

1. En el macho está indicada principalmente en tres problemas: marcaje con orina, agresividad intrasexual y conducta de “vagabundeo” (si obedece a una motivación sexual). La eficacia de la castración es variable, siendo superior en el gato que en el perro.
2. La castración disminuye el comportamiento sexual del macho, aunque este comportamiento se puede mantener durante meses o incluso años tras la castración.
3. El efecto de la castración sobre la agresividad por dominancia es controvertido, pero en general la disminuye, aunque debe ir acompañada de pautas de modificación de conducta y, si es necesario, tratamiento farmacológico. La castración está contraindicada en perras con agresividad por dominancia.
4. En el caso de la hembra, la castración está indicada para eliminar el comportamiento sexual y, en gatas, reducir el marcaje con orina. A diferencia de los machos, la conducta sexual desaparece justo después de la castración en prácticamente todos los casos.
5. Tanto en machos como en hembras la castración tiene muy pocos efectos indeseables, no obstante en algunos animales aumenta la tendencia a la obesidad. Por tanto, el aumento de peso puede evitarse con un control adecuado de la dieta.

Para más información sobre cómo cambia el carácter de los animales tras la castración puede dejar su comentario y uno de nuestros veterinarios especialistas atenderá su solicitud de manera personalizada.