fbpx
Tel. 93 803 12 68 hvc@hvc.cat

Bienestar animal, un paso más hacia delante!

Cada vez más, el convencimiento de dar a los animales un trato humano y respetuoso con su naturaleza hace que el mundo veterinario siga al frente liderando y haciendo pedagogía. Los veterinarios nos encontramos en todos los roles de la sociedad y involucrados en todas las áreas donde los animales tienen un papel protagonista. Los deportes, ciencia, investigación, producción y los de compañía son una representación general de la veterinaria.

Según Sean Wensley, presidente de la BVA Británica, comenta acertadamente, que la compresión que tenemos los animales está cambiando y en consecuencia lo hace la sociedad. Cada vez más, a medida que se van desarrollando nuevos métodos científicos, podemos entender mejor sus necesidades. No son una simple herramienta a nuestra disposición sino un ser vivo que comparte un espacio con nosotros.

 

 

Desde el Hospital Veterinari de Catalunya queremos mostrar nuestra absoluta concienciación con el bienestar animal, especialmente con los gatos y perros que nos vienen a visitar y que queremos, mediante una experiencia positiva, que la visita a nuestros centros sea la mejor posible.

¿Cuando y porqué se produce una emoción negativa?

Las emociones negativas empiezan en casa cuando queremos preparar nuestro gato o perro para ir al veterinario. El gato más que el perro, en esta situación, sufre más estrés ya que por su seguridad y la nuestra, debemos ponerlo dentro de un transportín. La gran mayoría de gatos sólo lo ven cuando van al veterinario y esto hace que establezcan una relación con el objeto negativa y con toda la cadena de acontecimientos posterior.

 

 

¿Cuantas veces has sacado el transportín del armario y el gato immediatamente ha huido y se ha escondido en algun rincón de la casa?

NO debemos forzar al animal a entrar! Siempre hacerlo con estímulos positivos. Podéis poner la comida, una golosina que le guste mucho, etc. La mejor manera, a pesar de la comida, es convertir el transportín en un mueble más de la sala. Debemos sacar la puerta frontal  y poner una manta o algo dentro para que sea cómodo y otra tela por encima para que tenga la sensación de protección. El hecho de que se convierta en una parte más del mobiliario ahorrará estrés al animal y al propietario en futuras visitas al veterinario. No olvide que los animales perciben nuestro estado de ánimo y nuestro nerviosismo es una señal de alarma para ellos.

 

 

 

Los perros tienen experiencias negativas sobre todo cuando suben al coche y durante el viaje. Hoy en día muchos de nuestros animales están acostumbrados ir en coche pero todavía hay muchos que se marean y vomitan. Este perfil de animales son aquellos que nunca viajan en coche y que sólo suben cuando van al veterinario. En estos casos los in puts negativos ya empiezan antes de hacer la visita y agrava su estado.

 

En el hospital

Una vez en el hospital o en la consulta surgen otras emociones negativas como pueden ser los olores, el miedo o el dolor.

Es importante por el bienestar animal, respetar los espacios que hay determinados por especies en las salas de espera.

Un gato debe estar siempre en lugares elevados, en un espacio donde los perros no se pongan y  tapar el transportín con una tela mientras esperan su turno. Poner un perro en un espacio para gatos supone dejar un rastro imperceptible por nuestro olfato pero escandaloso para un gato.

Por lo tanto, siempre que vaya a visitar a su gato al veterinario, poner el transportin en alto y siempre en el espacio destinado para gatos.  En caso de los perros nerviosos o muy nerviosos, la mejor opción es esperar fuera y pasear tranquilamente por los alrededores y evitar así alterar otros perros y gatos que puedan estar cerca.

 

 

 

Seguir estos pequeños consejos puede facilitar enormemente el trabajo del veterinario. Podemos explorar la mascota con más detenimiento, en caso de que estén enfermos, procurar una recuperación favorable y más rápida. Al fin y al cabo buscamos que la experiencia en el veterinario sea la mejor posible y suavizar la connotación negativa.

Para cualquier duda o pregunta pueden ponerse en contacto con nosotros mediante el correo hvc@hvc.cat.

 

Si te ha gustado esta publicación de «Bienestar animal, un paso más hacia delante!», también te podría gustar: «Los animales también tienen frío»