fbpx
Tel. 93 803 12 68

Bañar a un cachorro

¿Cuándo se puede bañar a un cachorro? | Todo lo que necesitas saber

¿Alguna vez has tenido un cachorrito? ¿No son adorables? Pues una de las preguntas más habituales cuándo se puede bañar a un cachorro.

En este artículo es precisamente de lo que vamos a hablar. Si quieres saber más o tienes dudas, nos tienes a tu disposición para lo que necesites.

Es recomendable que el primer baño del bichillo sea más o menos a los tres meses, cuando ya ha cumplido su primer ciclo de vacunas.  Hay algunos profesionales que dicen que si se le seca bien, puede bañarse antes, pero nosotros no lo recomendamos.

A continuación, te explicamos cuándo se puede bañar a un cachorro, y te damos algunos trucos para que lo conviertas en una experiencia divertida.

¿Cuándo se puede bañar?

No hay un consenso entre los profesionales en lo referente a la edad exacta ideal para el primer baño del perrito. Hay muchos que afirman que el hecho de que el cachorro coja frío y contraiga el moquillo es un riesgo que se corre cuando bañamos al cachorrito antes de que acabe su primer ciclo de vacunas. Esto ocurre a las 12 semanas, a los tres meses.

La edad del cachorro minimiza cualquier peligro para su salud, y por eso es aconsejable en ese momento.

Insistimos una vez más. Si te preguntas cuándo se puede bañar a un perro con toda seguridad para su salud, la respuesta es a los tres meses, después de tener todas sus vacunas.

Siempre decimos que más vale prevenir que curar, y bañar al cachorro antes de tenerlas es un riesgo que no es necesario correr. Ten en cuenta que, si se constipa o coge el moquillo, las defensas se verán perjudicadas y será necesario interrumpir todo el calendario de vacunación. Este se inicia antes de las 8 semanas.

No obstante, para asegurarnos de que el cachorrito tiene todas sus defensas en óptimas condiciones, habrá que dar una segunda y una tercera aplicación de las vacunas en las primeras 15 semanas de su vida.

¿Cómo bañar a un cachorro?

Para que el primer baño de un cachorrín pequeñito se convierta en una buena experiencia, hay algunos truquillos. Ten por seguro que se va a resbalar en la bañera, y eso no le va a gustar.

Si tienes la opción, no metas desde el principio en tu bañera al cachorro. Es un perrito pequeñito, y verse en un espacio tan grande le puede asustar. Lo mejor es que utilices un barreño o incluso si hay espacio suficiente, que lo hagas en el lavabo. De esta forma se irá acostumbrando a la superficie.

Otro buen consejo es que uses agua templada, para que no se queme y le causes una mala sensación al bañarlo.

También es genial usar juguetes en el baño, que entienda que es una experiencia divertida. Para ello, mete algunos de sus juguetes de goma en el baño con él, para que pueda usarlos.

Como ves, el primer baño del cachorro no tiene porqué ser una mala experiencia, sino todo lo contrario. Siguiendo estos consejos, será para él un juego. Y, si necesitas ayuda ¡Llámanos!

En el caso de que tengas alguna duda, en HVC, nos ponemos a tu entera disposición para resolver todas tus cuestiones y darte las pautas que puedas necesitar.

Puedes contactar en cualquiera de nuestros centros y pedir cita.

Si te ha gustado esta publicación de «Bañar a un cachorro ¿Cuándo se puede bañar?» también te podría interesar: Dieta BARF ¿Qué es la dieta BARF para gatos?.