fbpx
Tel. 93 803 12 68

Hay ciertas actuaciones que debido a su frecuencia se consideran rutinarias.
Estas actuaciones pueden ser higienes bucales, limpiezas de orejas, exéresis de pequeños tumores de piel, vaciado de sacos anales, tratamientos sintomáticos de enfermedades crónicas, anestesias varias, etc.

Las limpiezas de sarro
A medida que nuestro animal de compañía se hace mayor, los dientes sufren un desgaste y sobre todo se ensucian con más facilidad. Por lo tanto las limpiezas bucales se tendrán que realizar con más frecuencia que a diferencia de un animal joven, se recomienda una higiene bucal cada seis meses aproximadamente.
Muchas veces cuando se realiza la limpieza de boca también se extrae alguna pieza dental ya sea por su movilidad o por su aspecto. En estos casos tras las extracciones es conveniente darle una dieta adecuada y blanda.
El sarro es una patología frecuente, pero grave si sigue aumentando con el tiempo, con una simple limpieza bucal resolverá el problema de manera continuada puesto que las bacterias se esparcen por todo el cuerpo especialmente corazón, pulmones y aparato digestivos.

Limpieza de oídos
Hay animales reacios que no se dejan limpiar las orejas en casa, o bien que sufren otitis crónica o que están sometidos a un tratamiento de otitis y tienen que ser tratados con limpiezas a fondo cada cierto tiempo. Por eso el veterinario tendrá que hacer una limpieza de oídos bajo una ligera sedación, para eliminar todas las secreciones auriculares mediante aspirado quirúrgico.

Exéresis
Exéresis de pequeños tumores de piel. Normalmente estos tumores se pueden extirpar con anestesia local y con unos puntos de sutura. No hay que esperar que crezcan y necesiten de un infraestructura quirúrgica más importante.

 

Para más información puede dejar su comentario y uno de nuestros veterinarios atenderá su solicitud de manera personalizada.