Tel. 93 803 12 68 hvc@hvc.cat

11 alimentos que un perro no debería comer jamás

Los que tenemos perro difícilmente podemos negarles un pequeño bocado de aquello que comemos pero que un perro no debería comer, y es que resistirse a esos enormes ojazos que nos miran con ternura y tristeza, es superior a nuestras fuerzas.

Sin embargo, debemos ser conscientes de que no todo lo que comemos es bueno para ellos, es más, la mayoría de lo que comemos es posiblemente perjudicial porque lo hemos condimentado, sazonado, aliñado, etc, con una serie de elementos que pueden causarles enfermedades, malestar, vómitos, etc.

Si aun así eres de los que no puedes evitar darles un poquito de lo que estás comiendo, ten en cuenta estos alimentos que te listamos a continuación y que un perro no debería comer porque son altamente perjudiciales para su salud e incluso pueden llegar a ser tóxicos.

11 Alimentos que un perro no debería comer.

El rey de los alimentos prohibidos es el chocolate sin duda: la cafeína y la teobromina son tóxicos para nuestros peludos y pueden dañar su sistema nervioso. Por el mismo motivo, no debemos darles ningún otro alimento o bebida que contenga cafeína. ¡Nada de café por lo tanto!

Aunque todos pensamos siempre en la relación perro-hueso, hueso-perro, debemos de tener mucho cuidado con los huesos que les damos, ya que si tienden a astillarse o son demasiado pequeños pueden llegar a clavarse, causar asfixia o atragantamiento. Especialmente cuidado con los de pollo y ave en general, esos son cosas que un perro no debería comer.

Debemos evitar el azúcar, los caramelos y los dulces, por más que les gusten, ya que pueden causarles obesidad y diabetes, una de las principales razones de ceguera en los perros.

La sal es otro alimento que un perro no debería comer, por ello siempre se recomienda no compartir nuestros guisos y comidas con ellos, ya que la sal es uno de sus principales y habituales condimentos.

La leche y cualquiera de sus derivados tampoco son recomendables para nuestros perros ya que no pueden digerir la lactosa y ello puede causarles diarrea y diferentes dolencias y trastornos digestivos.

Otro de los alimentos que no debemos dar a nuestros perros son todos aquellos que contengan levadura o masas fermentadas, ya que pueden producirles obstrucciones intestinales y problemas de respiración.

Las cebollas también son poco recomendables para nuestros perros ya que pueden incluso llegar a causarles anemia debido a una sustancia llamada tiosulfato que destruye los glóbulos de los perros. Otros alimentos que también pueden llegar a producirles anemia son la cebolleta, el ajo y el puerro.

¿Qué otros alimentos no son recomendables?

Los aguacates contienen persin, que en determinadas cantidades puede llegar a ser venenosos para nuestros peludos.
Las uvas tampoco son una buena idea para compartir con tu perro ya que pueden afectar a sus riñones y conducir a una insuficiencia renal.

Los huevos y el pescado crudos son otros de los alimentos que debemos evitar dar a nuestros perros: los primeros pueden causarles problemas de piel, y el pescado crudo contiene tiamina, que puede ser venenosa.

Y recuerda, esos ojos que te piden un poco de lo que estás comiendo no saben que puede dañarles, pero tú sí: sé fuerte, y lo ayudarás a estar más sano. Si tienes dudas, siempre puedes consultarnos. Estamos a tu disposición.

Sí te ha gustado este artículo de «11 alimentos que un perro no debería comer jamás» te recomendamos que leas este también: 4 cosas que puedes hacer si tu perro pierde mucho pelo.