Ingesta de Medicación Humana

En cuanto a la ingesta de medicación humana, podemos pensar que el organismo de nuestras mascotas es igual que el nuestro, que simplemente son más pequeños, pero en realidad no es así. A nivel interno tenemos mecanismos diferentes que hacen que no puedan tomar cosas que para nosotros podrían parecer inofensivas.

Por este motivo, es responsabilidad de los veterinarios informar a los propietarios de que no deberían dar a sus mascotas medicamentos de uso humano sin preinscripción facultativa. De igual manera se informará al veterinario cuando se produce una ingesta de forma accidental.

Ejemplo: El ibuprofeno podría darse pero en dosis muy inferiores a las nuestras y para dar la dosis adecuada debemos dar fracciones de comprimidos muy pequeñas. El peligro es que en perros la diferencia entre la dosis efectiva y la dosis a partir de la cual tenemos efectos secundarios es muy pequeña. Esto hace que sea muy fácil dar una dosis demasiado elevada y que nuestro perro empiece a encontrarse mal (como mínimo sintomatología digestiva: vómitos, diarreas, heces con sangre).

El paracetamol en gatos, y en menor proporción en perros, es tóxico. No se puede dar, porque dosis muy pequeñas podrían ser letales. Por estos motivos se recomienda dar antiinflamatorios de uso veterinario para evitar problemas. Los medicamentos de uso humano que causan mes intoxicaciones son: paracetamol, ibuprofeno, antidepresivos, medicaciones para dormir, pastillas anticonceptivas y medicaciones mas especificas (por patologías cardíacas, diabetes, …).

Si en algún momento tu mascota ingiere alguna medicación de uso humano sería recomendable que contacte con tu veterinario de confianza. Te preguntarán qué medicamento ha tomado, la cantidad y hace cuánto tiempo la ha ingerido.

Si actuamos con rapidez, la gran mayoría de medicamentos en la clínica se pueden hacer vomitar y así evitar la intoxicación. Incluso algunos tienen antídoto. Es importante hacer la consulta, tal vez en algunos casos la ingesta no implica ningún peligro pero en otras la actuación rápida podría salvar la vida de tu mascota.

 

Si te ha gustado este artículo de ingesta de medicación humana, también te podría interesar De vacaciones con mi mascota