Alergias por contacto y hipersensibilidades más frecuentes:

Una alergia es una reacción hipersensibilidad, que como su nombre indica, es una reacción exagerada sobre algunos componentes por parte del sistema inmunitario. A pesar de que la mayoría de alergenos conocidos son comunes entre individuos, el carácter único e individual de reacción de cada organismo es el hecho más característico.

Si quisiéramos simplificarlas, podríamos agruparlas en tres grandes grupos según los alérgenos causantes de estas: (Existen infinidad alérgenos más minoritarios pero no menos importantes)

-Alergias Alimentarias: Los alérgenos serían componentes alimentarios, entre los cuales los más destacados son las proteínas. A pesar de haber proteínas animales que por estadística están a la cabeza de la lista, las reacciones alimentarias pueden ser causadas por un montón de alimentos.

-Alergias a la picada (saliva) de algunos insectos, en concreto de la pulga: La saliva de estos parásitos causa una elevada hipersensibilidad en la especie canina y felina. Además de ir bien desparasitados externamente para evitar el contagio de enfermedades sistémicas por parte de ectoparásitos, es importante alejarlos de nuestros animales para evitar las posibles reacciones alérgicas.

-Alergia ambiental o Atopia: Es por supuesto la más conocida y no por poco motivo, ya que es el grupo más amplio y con más facilidad de encontrar interacciones entre sus componentes. Para simplificar este grupo, podríamos mencionar dos subgrupos en él: alérgenos pólenes y alérgenos ácaros. Los signos de las alergias causadas por pólenes suelen aparecer esporádicamente durante el año, coincidiendo según la especie de planta productora en primavera o en otoño. Por el contrario, de ácaros tenemos constantemente en casa, y por tanto, tendríamos signos más constantes.

Además, en este artículo mencionaremos un subgrupo que podría estar dentro de las alergias ambientales que serían las reacciones alérgicas por contacto: Estas, tal como su nombre indica, surgirían cuando el animal está en contacto directo con el alérgeno y suelen manifestarse en la misma zona donde han contactado. Podríamos incluir dentro de este grupo las alergias por rozamiento con algunas plantas como la picadura de algunos insectos. Habría que destacar cuando hablamos de insectos las alergias causadas por picaduras de mosquito o por contacto directo con orugas (procesionaria del pino), las cuales crean un angioedema facial (inflamación de la cara) junto con una glositis (inflamación de la lengua) ya menudo se asocia también a signos sistémicos como vómitos y apatía.

Recordar también que los signos más habituales serían el prurito (picor) y el eritema (enrojecimiento) de la piel, pero quizás los más visibles serían los signos secundarios, lesiones auto inducidas causadas por el rascado, o lesiones por infecciones secundarias de bacterias y / o levaduras que aprovechan la inflamación y baja defensa de la piel en un proceso alérgico para instaurarse, causar daños epiteliales y aumentar el prurito.

Desde el Hospital veterinario de Cataluña recomendamos acudir al inicio de los síntomas, y si no es así porque fueran leves, comentar posibles cambios cutáneos o comportamentales en las revisiones periódicas anuales para poder detectar el problema lo antes posible.