La Dra. Anna Caballé nos explica como limpiar los dientes de nuestros perros con el objetivo de prevenir el sarro y otras enfermedades.

Del mismo modo que sucede en los humanos, con el paso del tiempo nuestros perros también acumulan sarro en su dentadura.

El sarro es placa bacteriana que se ha endurecido debido al depósito de sales minerales existentes en la saliva.
El sarro se va engrosando y se puede depositar incluso debajo las encías, provocando su inflamación y retracción.
Cuando esto ocurre hablamos de enfermedad periodontal.
Esta enfermedad es muy frecuente en razas pequeñas, pudiéndose manifestar en individuos muy jóvenes.

Actualmente disponemos de varias herramientas que podemos utilizar para retrasar la acumulación de sarro y así disminuir la frecuencia de las limpiezas bucales bajo anestesia general. Los citaremos a continuación por orden de efectividad:
• Limpieza diaria de la dentadura con dentífrico y cepillo especial para perros (la pasta se puede tragar, no hay que enjuagar). Este es el método más eficaz pero requiere que el perro sea entrenado desde pequeño, y dedicación por parte del propietario.
• Uso de piensos llamados “dentales”, que incorporan a su formulación unas sustancias llamadas polifosfatos, que captan el calcio de la saliva y limitan la formación de sarro, además, las croquetas tienen una forma especial que hace que al ser masticadas por el perro provoquen un efecto abrasivo sobre las encías, simulando un cepillado.
• Utilización de productos a base del alga llamada Ascophyllum nodosum. Se presenta en forma de pequeños gránulos que se añaden diariamente a la comida.
• Uso de líquidos limpiadores al agua de bebida.
• Premios y juguetes llamados dentales.

Para más información puede dejar su comentario y la Dra. Anna Caballé o uno de nuestros veterinarios especialistas atenderá su solicitud de manera personalizada.