Dilatación – torsión de estómago: ¿Qué es y cuándo la pueden tener?

El Dr. Mariano Naya, miembro del Servicio de Cirugía del HVC, nos explica qué es una una torsión-dilatación de estómago en perros:

Es una patología frecuente en animales de raza grande (más de 20kg de peso adulto) de entre 2 y 10 años de edad. Se debe a un cúmulo de gas en el estómago ya sea por fermentación del alimento, o por ingesta de aire (animales con dolor o nerviosos). Esta producción de gas combinada con una obstrucción del píloro hace que se acumule y se dilate el estómago, llegando a poder rotar por el propio peso, o simplemente por la ingesta del animal y ejercicio intenso posterior.
Son factores predisponentes el tamaño y conformación del animal, el ejercicio tras la ingesta, la atonía de la pared gástrica, laxitud de ligamentos gastroesplénicos o el mal funcionamiento del píloro.
Los síntomas más frecuentes son la hipersalivacion con arcadas improductivas (intentos de vomito sin éxito), y la distensión abdominal con percusión timpánica (como un tambor).
La radiografía en estos animales muestra un estómago dilatado, lleno de gas y torsionado.

Mariano Naya -DILATACIÓN/TORSIÓN GÁSTRICA
El éxito en la resolución de este síndrome depende de la rapidez con que el propietario ve los primeros signos y acude al veterinario.

Etapas de resolución
Una vez en el Hospital y diagnosticado el caso, la prioridad del veterinario será la descompresión estomacal por sondaje esofágico o trocarización, previa sedación/analgesia, mientras se estabiliza la función hemodinámica (fluidoterapia de choque, antibióticos, antiflamatorios)
Es imperativo tratar de revertir el éxtasis circulatorio causado por la compresión del estómago sobre grandes venas y arterias abdominales.
Una vez estabilizado y descomprimido, es el propietario quien debe comprender, acceder y autorizar la segunda etapa, que será quirúrgica.
Aquí, que se activa el Servicio de Cirugía de Urgencias del Hospital Veterinari de Catalunya y al cirujano correspondiente.
Cada hora que pasa empeora el pronóstico, no hay opción a programar la cirugía a 4 o 5 horas desde el ingreso.

La técnica en si consiste en el abordaje por línea media del abdomen y la exteriorización del estómago torsionado. Se realiza la destorción manual del mismo y se procede a la fijación del estómago a la pared lateral de la musculatura abdominal, para evitar recidiva.
Sucesivamente y no menos importante que la cirugía, es la función del Servicio de Cuidados Intensivo ya que los veterinarios internistas serán los que determinen el tratamiento post-operatorio y la monitorización, que en estos casos es elemental, ya que en las 48 a 72hs post-cirugía pueden sufrir alteraciones circulatorias y/o cardiológicas.

Conclusiones
Los propietarios que individualizan los signos y acuden rápidamente al centro, aumentan significativamente las posibilidades de éxito tras un síndrome Distensión/Torsión estomacal.
El Servicio de Urgencias Veterinaria con veterinario presencial las 24hs y la tecnología adecuada (radiografía, laboratorio, electrocardiografía, quirófano y cirujano de urgencias, cuidados intensivos) juega un papel decisivo en estos casos.
Es importante alimentar a las mascotas más de una vez por día, evitando el ejercicio o juego tras la ingesta para intentar minimizar la aparición de esta patología y otras digestivas.
Es beneficioso realizar una gastropexia preventiva de rutina en razas predispuestas para evitarnos mayores problemas ya que no solo la dieta y el ejercicio son los únicos factores predisponentes.

Para más información puede dejar su comentario y el Dr. Mariano Naya (miembro del Servicio de Cirugía) o bien uno de nuestros veterinarios especialistas atenderá su solicitud de manera personalizada.