Esta semana el Dr. Marc Pérez nos explica como actuar en caso de que nuestra mascota se haya tragado algún objeto:

El vómito es uno de los principales motivos de visita por los veterinarios. El origen del mismo es muy amplio, pero cuando estos son repetitivos y profusos es probable que el origen esté en la presencia de un cuerpo extraño en el organismo. Cuando hablamos de cuerpos extraños hacemos referencia a objetos externos del organismo que por algún motivo u otro han entrado dentro de este.

La ingesta de los cuerpos extraños por parte de nuestros animales, sobre todo en los perros pero también en gatos o hurones, provoca la sintomatología de vómitos que si perdura en el tiempo puede ser muy crítica para la vida del animal. Estos objetos acostumbran a quedarse fijados en la base de la lengua, el esófago, el estómago o el intestino delgado. Puede haber una gran variedad de objetos obstructivos en el sistema digestivo pero los más frecuentes son: huesos de melocotón, pelotas (goma, ping-pong), piedras, juguetes varios, textiles (ropa de vestir, cortinas, restos de sofá), anzuelos, hilos o bien huesos.

La mayoría de estos objetos requieren de la intervención urgente por parte del veterinario, el diagnóstico a veces no es sencillo y la mayoría de veces, requieren de radiografías o ecografías para determinar la causa de los vómitos y la localización del problema.
Un vez se obtiene un diagnóstico claro, hay que preparar al paciente para entrar a quirófano y desobstruir la zona afectada. Básicamente podemos diferenciar dos técnicas de desobstrucción: la endoscopia y utilización de pinzas o la cirugía directo de la zona afectada. Todas estas intervenciones tienen un moderado riesgo de complicaciones, sin embargo, la mayoría de pacientes se recuperan después de unos días bajo control veterinario estricto para actuar lo antes posible delante cualquier complicación.

Una vez solucionado el problema es muy importante que el propietario entienda que su animal tiene una predisposición especial a ingerir objetos extraños, por lo tanto, estos animales tienen que estar bajo control estricto para evitar una nueva ingesta indeseada.

Para más información puede dejar su comentario y el Dr. Marc Pérez o bien uno de nuestros veterinarios especialistas atenderá su solicitud de manera personalizada.